setembro 05, 2005

haiti está sangrando

uma voz canadense
"Hoy, como ya ha ocurrido varias veces desde el nacimiento de esta nación en 1804, Haití está sangrando. Sangra porque las naciones poderosas del mundo están una vez más poniendo a Haití como ejemplo, están forzando a Haití a cumplir su tiempo en la cruz. ... La historia de Haití es la historia de una explotación extranjera y de una lucha de clases nacional, de una violencia visceral y de una corrupción debilitante; sin embargo, la historia de Haití es sobre todo una historia de resistencia. Como tal, el patrón de intervención estadounidense en Haití debe estudiarse en el gran contexto del imperialismo después de la Segunda Guerra Mundial contra movimientos progresistas y en apoyo de las oligarquías latinoamericanas. ... Nacido de la única rebelión de esclavos exitosa de la historia, Haití afronta la antipatía de los EE.UU. y de Francia desde sus comienzos como país. ... Nosotros, que dependemos como nadie del imperio estadounidense, tenemos la responsabilidad de rechazar la creciente participación y apoyo de nuestro gobierno al imperialismo de los EE.UU., y la ideología engañosa, contradictoria, e hipócrita que utiliza para justificarlo. Tenemos la oportunidad de contribuir tremendamente en la lucha por la democracia y los derechos humanos en Haití. Los haitianos continúan desafiando las balas policiales exigiendo el regreso del gobierno electo. Los canadienses, que no tenemos que hacer frente a tales obstáculos, podemos impactar igualmente en la lucha por la democracia en Haití sin necesidad de un heroísmo tan extraordinario. Un puñado de activistas en Canadá, junto con la comunidad haitiana, han logrado que este asunto llegue a los titulares de los periódicos en muchas ocasiones, y cuantos más políticos se vean obligados a defender políticas neo-coloniales, más evidente será su bancarrota moral. Lograr que Canadá retire su apoyo y reconocimiento al gobierno de Latortue sería un golpe decisivo contra el imperialismo. Incluso con sólo lograr que el gobierno critique el historial de violaciones de derechos humanos de Latortue alentaría la lucha del pueblo haitiano. No estaremos solos en nuestra oposición al golpe de estado en Haití. La comunidad del Caribe (CARICOM), la Unión Africana y Venezuela todavía se niegan a reconocer al gobierno impuesto, y en enero de 2005, el Foro Social Mundial en Puerto Alegre aprobó una resolución que denuncia la represión en Haití. La oportunidad para comenzar a fraguar un sistema mundial más humano y más justo aquí en Canadá está en nuestras manos si estamos dispuestos a luchar por ella". Nikolas Barry Shaw, Haiti's crucifixion. ZNet, 2/6/2005 Traducido por Cora Fernández Anderson y revisado por Genoveva Santiago

Nenhum comentário: