outubro 27, 2006

muros da vergonha III

Solecito "Han decidido encerrarnos en una gran jaula", se queja un residente palestino

Rechaza SCJ israelí denuncia contra el muro en Cisjordania

Solecito Sobre la marcha Tel Aviv ha modificado el trazo de la barrera y ha confiscado tierras

Solecito Apremia la UE a Israel a desmantelar asentamientos y cesar bloqueos en la franja de Gaza

REUTERS, DPA, IPS Y AFP

Foto

Efectivos de seguridad israelíes resguardan una línea de cruce entre Jerusalén y Ramallah, donde Tel Aviv construye la barrera de seguridad, en imagen de hace unos días

Foto Ap

Jerusalen, 26 de octubre. La Suprema Corte de Justicia de Israel rechazó este jueves las peticiones palestinas en rechazo a un tramo del muro que Israel construye a través de la reocupada Cisjordania que, de hecho, se anexa un bloque de asentamientos judíos.

En su dictamen, el tribunal argumentó consideraciones de seguridad y dijo que las tres colonias involucradas en el caso: Emanuel, Maale Shomron y Karnei Shomron han sido "blancos de duros ataques terroristas en los últimos años".

Emanuel está localizada 18 kilómetros al interior de Cisjordania, Maale Shomron y Karnei Shomron se encuentran más cerca de Israel.

Residentes de aldeas palestinas vecinas señalaron que la construcción de acero y concreto de seis kilómetros de largo los separaría de sus campos, pero la Corte indicó que es posible apelar el fallo si los acuerdos para que los agricultores tengan acceso a sus tierras a través de pasos controlados por el ejército israelí demostraban ser insatisfactorios.

"Los israelíes han decidido, de hecho, encerrarnos en una gran jaula", dijo Abd Rahim Nitani, un residente de la aldea palestina de Um al-tin, ubicada cerca de las tres colonias, en la página en Internet Ynetnews.

Israel comenzó a construir en 2002 lo que será una barrera de 730 kilómetros bajo el argumento de que se trata de una medida de seguridad para detener a atacantes suicidas.

El proyecto se extiende a lo largo de la línea verde, que separa a Israel de Cisjordania, y a través de zonas despobladas en el desierto, así como entre pueblos y ciudades donde habitan palestinos e israelíes, y donde Tel Aviv expropió terrenos para la obra. El gasto inicial fue de 3 mil 400 millones de dólares.

Pero para rebatir el argumento de seguridad, señalan analistas, basta con mirar el recorrido del muro, pues no está construido sobre la línea verde, sino más al este, con lo que se anexa 10 por ciento de toda Cisjordania.

A mediados de 2003 el entonces gobierno de Ariel Sharon anunció que su muro se movería más hacia dentro, para incluir en Israel algunos de los asentamientos más importantes en Cisjordania.

El Ministerio de Defensa israelí se ha negado a publicar el mapa sobre ruta exacta del muro, que no es algo cerrado, por lo que se han hecho modificaciones sobre la marcha, con la consecuente confiscación de tierras y la confinación de la población en regiones más pequeñas.

Alrededor de un tercio de la red de cercas electrificadas y paredes de concreto han sido completadas y funcionarios israelíes sostienen que el proyecto ya ha detenido a numerosos atacantes suicidas.

Además, en ese entonces, el Banco Mundial (BM) consideraba financiar puestos militares de seguridad entre Israel y Palestina, equipados con la más alta tecnología. Dado que Israel no puede recibir préstamos del BM, los créditos serían concedidos a la Autoridad Nacional Palestina.

Pero la Corte Internacional de Justicia (CIJ), la principal entidad judicial de la Organización de Naciones Unidas, declaró el 9 de julio de 2004 como ilegal la construcción del muro, y demandó que detuviera de la obra, la devolución de las tierras confiscadas a los palestinos y su compensación por los efectos negativos.

Pero Israel se negó a cumplir con la decisión vinculante de la CIJ, por considerar que la corte está compuesta por jueces europeos sin simpatía hacia Israel.

El denominado "muro de seguridad" ha destruido el ecosistema de la región y arruinado las tierras cultivables palestinas, como señaló el director del organismo ambientalista Amigos de la Tierras, el israelí Gidon Blomberg.

Amnistía Internacional consideró en una declaración emitida en febrero de 2004 que la construcción de la barrera constituye una violación del derecho internacional y contribuye a la comisión de graves violaciones a los derechos humanos.

Los palestinos aseguran que la construcción del que denomina el "muro del apartheid" representa una medida para apoderarse de las tierras que Israel mantiene ocupadas desde la guerra de los Seis Días de 1967, y que ello les impedirá establecer el Estado que desean en Cisjordania y la franja de Gaza.

El segmento de la barrera que es discutido en estos momentos por la Suprema Corte israelí es uno de los dos pequeños tramos que afectan a Cisjordania cerca de la ciudad palestina de Nablus, para aislar dos grupos de colonias. En este territorio palestino conviven unos 240 mil colonos judíos junto unos 2.4 millones de palestinos, indicó Reuters.

Este día, por otro lado, el jefe de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, urgió a Israel a desmantelar los asentamientos ilegales en Cisjordania y cesar los bloqueos en la franja de Gaza, durante una visita a Tel Aviv, donde se reunió con la canciller israelí Tzipi Livni.

B'Tselem, contra el trato a prisioneros

El grupo israelí de derechos humanos B'Tselem afirmó que la política de Israel hacia los prisioneros palestinos es "arbitraria y desproporcionada" y viola la ley humanitaria internacional al trasladarlos fuera del territorio reocupado.

B'Tselem, una entidad independiente que monitorea las acciones israelíes respecto de los palestinos, señaló que una amplia mayoría de los 9 mil palestinos retenidos en Israel están encarcelados ilegalmente dentro del Estado israelí.

En tanto, el ejército israelí mató a tres palestinos en la franja de Gaza, dos en la localidad de Jan Yunes y uno en Beit Hanun. Una de las víctimas era un miembro de la seguridad nacional palestina.

Una vocera del ejército israelí confirmó que sus fuerzas operaban en el sur de la franja de Gaza como parte de su ofensiva lanzada en el territorio palestino el 28 de junio después del secuestro de uno de sus soldados.

Por otra parte, Israel anunció que continuará con sus vuelos militares sobre Líbano mientras Beirut no ponga en práctica la resolución 1701 de la OUN que dio por terminada la gerra contra la milicia chiíta Hezbollah.

jornada.unam.mx

Nenhum comentário: